LAS 2 CABEZAS

domingo, 11 de agosto de 2013 2 comentarios
Natalia un día vio de frente y se dio cuenta que: o sufría de visiones o veía doble.
Un hombre común y corriente no puede tener 2 cabezas, ni dos corazones, ni dos almas gemelas.
Entonces Natalia se convenció de que estaba enferma, sí, sus ojos, estaban enfermos o seguro era su mente… o quizás sus oídos que por años escucharon todo lo que el hombre de las dos cabezas le contaba con tanto amor.

Comenzó a recorrer a cuanto médico le prometía cordura… tomó cuanta droga le juraba calmar su ansiedad… se emborrachó hasta creer el olvido, pero el hombre de las dos cabezas seguía mirándola con tanto amor que ella no podía dejar de sentirlo. 

Un día, Natalia cansada, muy cansada de tanto loco dentro de ella, de tanta anestesia local decidió ver por detrás del hombre de las dos cabezas, para evitar como con Medusa el poder de sus ojos.
Ella no podía creer que efectivamente el hombre ¡TUVIERA 2 CABEZAS!, las observó y se dio cuenta de que con una era tierno, educado, amable y notó que esa cabeza luchaba constantemente con la otra que era cruel, egoísta, manipulador…. Pero lo más triste de todo es que ninguna de las 2 cabezas tuvo un momento, un espacio para pensar en ella…en Natalia quien por años solo vivió para hacer feliz a aquel hombre sin importar nada más.

Natalia se dio cuenta en ese instante que ella nunca había estado enferma, que el amor la tenía ciega, hasta el momento que un dolor muy grande le partió el corazón.

No se sabe que sucedió realmente con Natalia, que ahora logra ver las 2 cabezas de todo el mundo incluso las de ella: la buena y la mala, ya no ve dos solo una…

¿Qué si Natalia sigue queriendo a aquel hombre?… posiblemente sí, lo más seguro, sí…

Cada cabeza es un mundo.
Cada mundo tiene dos hemisferios… y Cada hemisferio necesita uno del otro.
Son como 2 cabezas.

LÓPEZ-ARRIAGA

2 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores