MARIANO

lunes, 5 de agosto de 2013 2 comentarios


Apenas te conocí lo entendí todo…  ¿cómo no enamorarse de ti?, ¿cómo no querer viajar a la punta del mundo para ver tus ojos?, ¿cómo no comerte a besos cada mañana? o gritar ¡goooo! nada más para verte reír.

Mariano te acuerdas de los viajes a la nieve, de tu autito, del River, de las hermanas: la tuya y la mía… Por la mía conocí tus aires, tu comida, la ternura del papá y la fortaleza de la mamá… el viaje en el buque-bus, los dulces de batata, el cortado, el frío de tu invierno en mi verano; sin duda un viaje re-lindo!

Pero fue un momento de reencuentro… miradas de añoranza, yo seguía sufriendo por él y ellos seguían sufriendo por ti…

Apenas te conocí, realmente apenas te conocí, hoy sé porque mi hermana me decía que el argentino más guapo no estaba en Argentina, pero por ti conocimos una bella familia, hicimos amigos para toda la vida.

Como bien dice tu divertida madre tu amor trasciende.

Mariano, esta es la única carta que te escribo, quizá no te escriba más. Nunca he comprendido porque algunas personas se van para no regresar, pero lo que importa es que siempre están presentes.


Qué bueno que viniste Mariano, que bueno que sigues aquí.

LÓPEZ-ARRIAGA
Con Mucho amor y respeto para: Mony y Leo.

2 comentarios:

  • Emma dijo...

    Rufis, tu carta está hermosa, me hiciste llorar.
    Extraño a Mariano y nuestros interminables mails, quisiera hoy poder escribirle sobre mi vida, mi trabajo y el amor que tan felíz me hace. Quisiera que hubiera venido a conocer Gdl y que hubiera estado en Bs As en cada uno de mis viajes.
    Espero volver pronto a su tierra y compartir un mate y buena plática con mis queridos Leo y Mony. Ellos son el mejor regalo de Mariano a mi vida.

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores