¿QUIÉN LOS INVITÓ?

domingo, 17 de septiembre de 2017 0 comentarios
Eran las 7:19 de la mañana, todavía recuerdo a mi hermana con una toalla en la cabeza y a mi mamá rezando desesperada con el teléfono en la mano, mientras yo veía desde mi cama como la lámpara de mi habitación se mecía de un lado para otro… no entendíamos nada, ¿por qué mi mamá estaba tan mal?... me levanté y fui a su cuarto, la televisión mostraba edificios completos destruidos… todo era caos, confusión… la Ciudad de México, decían “había desaparecido”. Era septiembre de 1985.

De lo que nadie hablaba era de Ciudad Guzmán o Zapotlán el Grande, si la ciudad de México “había desaparecido” la cuna de Consuelo Velázquez, el gran muralista José Clemente Orozco y el inolvidable escritor Juan José Arreola parecía sin duda un campo de batalla, gran parte de mi familia vive ahí… fue entonces cuando sentí el terror de quien puede perderlo todo.

Recorrí junto a mis papás las ruinas de la ciudad, viví de cerca el reparto de ayuda humanitaria, vi el dolor de quienes despidieron a sus seres queridos… nadie invitó a ese terrible terremoto, nadie le pidió que llegara y se llevara con tanta furia la paz de miles de mexicanos.

32años más tarde… también en septiembre, los mexicanos recibimos la visita de 2 personajes “NON GRATOS” que literalmente abrazaron con toda su fuerza por ambos lados a este país, que ya de por sí lucha sus propias batallas, dejándonos primero como hace años sorprendidos, pero después demostrando como bien dice el Magnífico Himno de González Bocanegra que “un soldado en cada hijo le dio”… México es sin duda un país lleno de mexicanos con contradicciones, con diferencias, con vidas distintas…pero cuando se trata de solidaridad nada se compara a UN MEXICANO y lo escribo con mayúscula porque la solidaridad mexicana no tiene precedente, yo la he visto… nuestro Ejército es ejemplo de ayuda en casos de desastre, merece todo nuestro reconocimiento igual que cada uno de los ciudadanos que de manera anónima y voluntaria ofrecen de inmediato sus manos para organizar brigadas que lleven orden y servicio a quienes lo necesiten.

Nadie invitó a estos 3 fenómenos naturales a nuestro país para destruirlo, nadie les pidió que llegaran a un país que solo quiere salir adelante, nadie invitó a la fuerza de la naturaleza… Pero fue justo esta, la que hace que saquemos lo que somos: UN GRAN PAÍS, es justo la fuerza de la naturaleza la que saca nuestra verdadera naturaleza: LA DE MEXICANOS GENEROSOS.


Que no sea necesario que lleguen los NO INVITADOS para recordarnos lo que podemos hacer UNIDOS, pensando un mexicano en otro… recordando siempre que a fin de cuentas TODOS SOMOS MEXICANOS.

LÓPEZ-ARRIAGA

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores