LA MALA COSTUMBRE DE...

domingo, 12 de enero de 2014 3 comentarios
Hace algunos años mi muy querido amigo sacerdote, en una de nuestras interminables y sabrosísimas pláticas de café, recuerdo que me pidió que estuviera muy atenta a los mensajes que la vida misma envía, porque no va a llegar alguien de una empresa de entrega express a darte ningún ultimátum celestial de que la estás regando o de que la vida es más sencilla y nosotros simplemente la complicamos, porque en muchísimos casos aunque ya sepamos nuestra propia realidad nos es difícil aceptarla.

1º.- Porque compras la idea que te vendieron

2º.- Porque es más sencillo continuar jugando al “aquí no pasa nada” a enfrentar realidades que a fin de cuentas se convertirán en experiencias de vida que nos harán crecer.

Y 3ero.- Porque quizá nos da miedo el tener que comenzar de nuevo… es esa mala costumbre de no veo, no oigo, no hablo, porque si lo hago incomodo… pero yo pregunto ¿quién a la larga estará más incómodo?

Me tomo la libertad de copiar un texto anónimo que incluso guardé porque me pareció que muchas personas debemos comprender que el respeto inicia en UNO…. Así que aquí se los comparto:

“Aprendí que quien NO te busca NO te extraña y quien NO te extraña NO TE QUIERE, que la vida decide quien entra, pero TÚ decides QUIÉN SE QUEDA, que la VERDAD DUELE una sola vez, y la MENTIRA DUELE PARA SIEMPRE, por esto VALORA A QUIEN TE VALORA y no trates como PRIORIDAD A QUIEN TE TRATA COMO UNA OPCIÓN.”

A todos nos gusta que nos hablen bonito, que nos traten bien, todos necesitamos sentirnos amados… pero el amor, el verdadero amor debe ser correspondido, atendido… ya lo escribí una vez, yo no creo en los cuentos de hadas, ni en las princesas rescatadas… pero si sé que mientras muchas y muchos continuemos con LA MALA COSTUMBRE DE: hacer lo mismo y tropezar mil veces con la misma piedra por puro gusto nunca disfrutaremos de la sabiduría de la vida, del verdadero amor, de ese que aunque no me crean yo sé que si existe, que no es egoísta, ni temeroso, que si es capaz de mover el cielo o detener el mar… lo sé porque lo he dado.

Somos libres, hermosos, soberanos en nuestros sentimientos, nadie tiene el poder de darnos o quitarnos la felicidad… si, si, ya sé que lo escribo y parece magia, sé que no lo es… pero con buena voluntad, mucho amor propio y bastante dignidad se hace un licuado potente y conquistador.
Aunque la primer conquista debes ser tú.


 LÓPEZ-ARRIAGA

3 comentarios:

  • Anónimo dijo...

    Karla, de verdad no te imaginas lo que me haces reflexionar me gustaria que asi fuera de facil para hacer las cosas, creemelo que me cuesta mucho comenzar de nuevo, muchisimo

  • Anónimo dijo...

    Sin duda. Dios nos envía los mensajes que necesitamos y los escuchamos donde menos esperamos, sin siquiera proponerlo.

    EN CADA QUIEN ESTA SABERLO TOMAR... GRACIAS!!!, PORQUE HOY COMPRENDÍ LO QUE SOY Y LO QUE NO DEBO SER A CAMBIO DE MIGAJAS.

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores