CIRCO, CÁNCER Y NIÑOS.

domingo, 6 de abril de 2014 0 comentarios
Hace unos días recibí un e-mail donde me informaban de la partida de uno de los corazones más generosos que la vida por algún motivo me permitió conocer, aunque fuera por pequeños momentos… cuando yo leía, únicamente podía ver un último regalo que muy amablemente recibí de su parte: una simpática taza coleccionable con mi personaje favorito, lo irónico del asunto es que yo solo podía pensar en su enorme y constante sonrisa, en su lucha incansable por el bienestar de los derechos de los niños y de cómo según me decían en ese mail se fue como vivió feliz, complacida… en paz.

Y ¿cómo no hacerlo cuando has dedicado tu vida a brindar luz y a rodear de bondad?, sólo el cáncer que padecía y con quien negoció hasta que se le vencieron los pagarés la contuvo.

El cáncer… ese que tiene Ale, que tiene Memo, que tienen tantos y tantos niños en diferentes partes de su cuerpo, todavía recuerdo al pequeño que me decía muy orgulloso que en cuanto le quitaran el tumor que tiene en el estómago lo tiraría a la basura o al guapísimo rubio de 15 que prometió casarse conmigo terminando su tratamiento…

Con el cáncer te subes al ring de boxeo, algunos salen nockeados…. Otros campeones.
Pero hay otro tipo de cáncer el que se mete en la piel de los que van perdiendo la Fe, de los que no sienten el cariño ni el afecto de los que estamos afuera indiferentes a tanto dolor… es verdad, este mundo es un circo, un circo incluso donde un pequeño que ahí trabaje puede terminar en el área de quemados indefinidamente y sumarse a la gran necesidad de amor, de compromiso que NUNCA TERMINA…. PORQUE NUNCA ES SUFICIENTE.

Estoy consciente que no podemos hacernos cargo de las necesidades de todos y que tampoco podemos resolver los problemas de todos, pero lo que sí podemos es proponer pequeños cambios, sonrisas, abrazos, ayudas pequeñas, colaboraciones organizadas… 

Todos necesitamos de todos, los grandes edificios se construyen primero poniendo los cimientos, después pegando ladrillos… con cuidado, con esmero, con respeto, toda gran obra inicia como sueño y termina si lo queremos como ese gran cambio que todos necesitamos.

Que esta vida sea un circo pero de diversión, donde los niños puedan tener la esperanza de no ser nockeados... y del cáncer….bueno de ese…. Mejor no hablamos.


LÓPEZ-ARRIAGA

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores