3 MIL 300 NOCHES

domingo, 17 de abril de 2016 0 comentarios
“Que frío sentí anoche” me dijo ella, fue la noche 300 de más de 3 mil…”creo que mi cuerpo comienza a experimentar el síndrome de abstinencia” continuo, ese que dicen los yonkis se vive cuando le quitamos a nuestro organismo sustancias que generan dependencia y no es para menos, más de 3 mil noches intoxicada, más de 3 mil noches cautiva, más de 3 mil noches convencida de que solo existía una mirada: la de él.

Ella seguía con sus ojos fijos en los míos, como tratando de hipnotizarme, como guiándome a su interior; un profundo y agudo dolor le desbarató el corazón, me lo dijo, yo solo atiné a preguntar: ¿valió la pena?, ella desvió la mirada, respiró profundo y en voz muy bajita, casi en secreto me dijo: “Me enamoré y cuando te enamoras todo lo perdonas o ¿acaso nunca lo has hecho tú?”

Miré unas fotografías, no parecería que también hubieran pasado por esas 3 mil 300 noches.  Al verla a ella tan feliz en alguna época de su vida, le pregunté si tenía ganas de volver a sonreír igual, ella me contestó: “¿cómo se sonríe cuando tu alma ya no tiene dientes, cuando tu espíritu ha perdido valor, cuando te han mentido tantas veces viéndote a la cara?, por lo menos hoy no tengo ganas”.

Cuando nos despedimos, ella me abrazó y me dijo que las historias de amor solo lo son cuando los dos protagonistas están enamorados,  sino es así, no hay amor, ni historia, solo un montón de palabras que intoxican y cautivan y que no te permiten conseguir el verdadero propósito de vivir…Ser Feliz.

Mientras escribo sobre ella, la imagino enamorada, entregándose llena de esperanzas, mirándole los ojos a su captor, peinándole el cabello mientras bajo las sábanas hacen planes que nunca sucederán, la veo joven y brillante, disfrutando de los pocos o muchos instantes que la vida les regaló y me dan ganas de vivir, de respirar por lo que ella se asfixió, de volar, de no perderme ni un minuto y olvido las fotos viejas y me centro en nuevos recuerdos.

Algo más, ella me dijo “el amor comienza en ti, no vayas a pasar tu vida de noche, aunque la luna sea bella, no puede brillar por sí sola, no seas nunca un reflejo, siempre sé tú misma “.


LÓPEZ-ARRIAGA

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores