8 DE MAYO

domingo, 6 de mayo de 2018 0 comentarios
Un 8 de mayo cambió mi vida y  tuve que construirme un mundo interior… vivir en dos dimensiones.

La vida es como una carretera que no tiene fin, sigue y sigue, es como un caminante mudo. Te pasa de lado o arrasa contigo, pero ella, la vida, continua, nadie la detiene, es como una línea infinita, se lleva pero en su pasar también da.

Un 8 de mayo me hice mayor aún siendo niña y siento que en mi otra dimensión, la que aparecía cuando cerraba los ojos cada día, la vida me vio y se detuvo por un instante y me permitió elegir a cada madre que cuidaría de mí a cambio de la que se había llevado ese 8 de mayo y cuando volví a abrir los ojos estaban ellas, todas ellas, tantas que: me alimentaron, me cuidaron, me cantaron,  pasearon, me llenaron de regalos, escondían mis travesuras, me enseñaron a leer, a andar en bicicleta y a no temerle al mar. A chiflar en la cocina y cantar cada mañana, a la que me regalo 4 hermanos y organizaba unas divertidas fiestas de cumpleaños.

Tengo tantas madres que algunas de ellas todavía se preocupan por mí nutrición, otras por mí salud, me abrazan cuando lo necesito y me dicen cuanto me quieren… ese 8 de mayo me enseñó que la palabra mamá es una palabra, EL SER MAMÁ es una batalla en la que yo tengo un ejército: entre abuelas, tías y claro está la que siempre vive en mi mundo interior y la que cuida de mí con sus hermosos ojos verdes

Feliz día a todas mis mamás.


LÓPEZ-ARRIAGA

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores