YO ESTUVE AHÍ

domingo, 8 de enero de 2017 0 comentarios

Todavía recuerdo la primera vez que leí “La Noche de Tlatelolco”, un pequeño libro que leí y volví a leer y sin dudarlo me hace deambular por un endemoniado día color rojo…  Quizá Elena Poniatowska aún llora cuando recuerda todo lo que ahí relató. Pareciera que yo estuve ahí.

Todavía recuerdo a aquel presidente que lloró a nivel nacional jurándole a los mexicanos “defender el peso como un perro” y al día siguiente, una gran devaluación… el perro, mordió la mano que le daba de comer a él, a su amante, a su extravagante esposa y a toda su descendencia. Yo estuve ahí.

Yo estuve ahí cuando De la Madrid le pasó el poder a Salinas, cuando se cayó y se calló El Sistema, yo estuve ahí cuando Cárdenas (el hijo obvio) una y otra vez intentaba hacer algo, pero:  “le faltaba carisma… no es igual que su papá… vamos a estar peor que Cuba…”.
Yo estuve ahí cuando se anunció el asesinato del candidato del partido oficial, también estuve ahí y pude ser testigo de la caída del muro de Berlín, de la Perestroika, del fin de la Guerra Fría, del levantamiento Zapatista, de las misas y la intervención a favor de los pueblos indígenas, del único valiente en túnica, de nombre Samuel Ruiz, Yo estuve ahí cuando el pueblo y la misma iglesia le dieron la espalda, hasta que el año pasado el mismísimo Papa Francisco le reivindicó.

Yo estuve ahí cuando Zedillo anunció la caída de más de 70 años de dictadura, aunque con tobillo fracturado pero literalmente YO ESTUVE AHÍ, creyendo en lo que millones: en sacar a las tepocatas y víboras prietas… nada sirvió, también estuve cuando comenzaron la guerra, una sin tregua y muchos daños colaterales.

Yo estuve ahí en muchos momentos.

Así como la historia ha pasado por mis ojos, HOY quiero ser parte de la misma, quizá llore dentro de algunos años recordando cómo ESTE MÉXICO ha dejado de estar paralizado para emocionarse cantando al unísono el Himno Nacional, cómo podemos ser ejemplo de cambio sin derramar una sola bala y me encantará decir YO ESTUVE AHÍ, en la página donde, solidarios, unidos y sin miedo exigimos nuestro legítimo derecho a defender nuestro valor como Mexicanos.

No se trata de incendiar un país con gasolina, se trata de poner un freno a todas las terribles, cínicas e ineptas acciones que ya no toleramos y esta vez estoy segura que muchos queremos decir:

YO ESTUVE AHÍ.

LÓPEZ ARRIAGA

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores