GRACIAS, PERO NO

domingo, 21 de enero de 2018 0 comentarios

Que uno debe ser siempre educada, estar disponible, nunca negar ayuda, sonreír aunque sea con la mirada porque las “personas tristes son negativas”, no perder la compostura, se valen las mentiras, pero piadosas, hablar con un tono de voz moderado, nunca, pero nunca elevarlo; ni hablar de las “palabrotas”…si tuviste un mal día fue TÚ MAL DÍA no de los demás, ¿cómo para qué involucrarlos?, si tienes planes pero alguien muy querido necesita un favor, ahí deberás estar: leal, solidaria… que tienes ganas de no hacer nada, pero alguien importante para ti quiere ir al cine y te pide le cuides a la bendición porque  “ellos no tienen tiempo de divertirse”, siempre, pero siempre debes decir que sí porque si no, te conviertes en ese ser horrible y egoísta que las monjitas que te enseñaron el catecismo describían como pecadores, faltos de caridad cristiana… es decir toda tu vida en resumidas cuentas se convierte en un constante SI cuando lo que quieres desde lo más profundo de tu corazón es decir: ¡GRACIAS, PERO NO!

¿Cuántas veces has querido decir?:

-No quiero ir a ese restaurante

-No quiero comer carne o verduras, o hacer dieta o hacer ejercicio…solo quiero que me quieran como soy.

-No me cae bien cierta persona porque es envidiosa, celosa, manipuladora, doble cara, mentirosa.

No lo hacemos porque no es SOCIALMENTE CORRECTO, pero y entonces, debemos SIEMPRE decir SI…¡PUES NO!

Gracias a la palabra NO por existir y GRACIAS a quienes nos enseñan a utilizarla de manera sana.

Yo decido a quien le digo si y a quien le digo no… quizá pierda “amigos” en el camino, quizá me tachen de grosera, pero es mejor un sincero NO PUEDO, NO QUIERO, NO ME GUSTA, NO ME ALCANZA, POR AHORA NO… a sentir ese reproche constante por convertirte en la eterna persona del SI que más tarde deberá transformarse en la personas del “debe”, es decir, dejas de ser una opción de SI para ahora ser QUIEN LO DEBE HACER si o si… de lo contrario arderás en las llamas del infierno por egoísta.

Desde hoy de antemano les digo: Aprendí a decir NO, les guste o no, te digo NO a ti que crees que mi tiempo es tuyo, te digo NO a ti que piensas que por tenerte cariño debo aceptar situaciones que me incomodan.

GRACIAS PERO NO, ya muchos años he dicho que sí a otros antes que a mí.



LÓPEZ-ARRIAGA

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores