"I HAVE A DREAM"

domingo, 14 de enero de 2018 0 comentarios

La humanidad ha tomado cientos de decisiones a lo largo de nuestra existencia, el precio por generar algún tipo de perspectiva diferente a provocado tantas controversias, diferencias, guerras  que lo que inicia como un simple punto de vista con la esperanza de cambios o mejoras termina en el mejor de los casos con activistas desaparecidos, madres sin sus hijos o hijos sin sus padres.

Todos nos decimos lo tolerantes, comprensivos, caritativos, generosos y cuan abiertos somos, cuando en realidad, vamos heredando razonamientos faltos de amor, esperanza y fe.

Engañamos, mentimos, lastimamos, olvidamos y siempre lo justificamos diciendo que lo hacemos en nombre del amor… soy mujer, no me molesta que más de uno de llame feminista, no lo soy, siempre he dicho que para mí el sexo femenino y el masculino deben hacer equipo,  no estamos aquí para competir, sino para complementarnos.

Sin embargo no dejo de lado mi compromiso conmigo que me lleva a elevar el valioso esfuerzo de millones de mujeres que vivimos la disparidad en diferentes ámbitos especialmente en el laboral y social.

Yo vengo de una familia como ya lo he dicho antes, de mujeres fuertes, inteligentes, hermosas, talentosas, tengo el privilegio de tener en mi vida a una de mis abuelas (tuve 3), tiene 92 años, recién cumplidos y para mí siempre será uno de mis pilares.

Mujeres que sacaron a sus hijos adelante con o sin un hombre al lado, mujeres que vivieron infidelidades, golpes físicos o psicológicos, pérdidas… que también vivieron hermosas historias de amor y que hoy me inspiran para provocar a cualquier mujer que me lea a que no olvide su papel en la historia.

Vivimos en el tiempo de sembrar empatía y cosechar éxitos personales.

Si eres mujer, ama y apoya a otras mujeres, ama y apoya a tus queridos hombres, sé el cambio que derive en un trato social y laboral equitativo.

“I have a Dream” dijo un hombre que trabajó duro en busca de la dignificación racial. Yo tengo un sueño, que muy pronto las mujeres dejemos de tratarnos como objetos y nos veamos poderosas y dignas, que tengamos salarios y puestos laborales que sean respetados por ambos géneros, que nosotras mismas nos demos el justo valor equitativo a nuestro empeño y desempeño, esto apenas comienza y estamos para hacer historia, pero no solas, siempre en equipo.


LÓPEZ-ARRIAGA

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2013-2020 Mi Bolsa de Valores